Hacer galletas Oreo Caseras


Publicado en: Sin categoría

| 10 febrero, 2012 | Sé el primero en comentar


 

Hacer galletas Oreo Caseras

Hacer galletas Oreo Caseras

No hay nada que disfruten más los chicos que tomar la leche con una buenas galletitas o  sí tenemos ganas de comer algo rico a la tarde con el té o el mate, también tener a mano una buena elección para disfrutar la merienda. Además ahora que viene San Valentín es una muy buena oportunidad para hacer un regalo súper dulce. Hoy te enseñamos a hacer galletas Oreo caseras.

Las galletas Oreo caseras consisten en un sándwich de galletas de chocolate y una crema de mantequilla que son irresistibles. Realmente un sabor incomparable y con su ayuda podrás conquistar a quién tengas ganas de hacerlo porque no podrá resistirse a su sabor.

Qué necesitamos para hacer galletas Oreo caseras:

Para las galletas:

  • 160 g de harina.
  • 95 g de cacao puro en polvo.
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato.
  • Una pizca de sal.
  • 70 g de mantequilla fundida
  • 100 g de azúcar moreno.
  • 1 huevo tamaño L

Para el relleno:

  • 75 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 75 g de azúcar glass.
  • Unas gotas de esencia de vainilla

Preparación:

Primero preparamos las galletas, primero fundimos la mantequilla y la dejamos enfriar. Mezclamos la mantequilla con el huevo, agregamos el resto de ingredientes, y amasamos hasta formar una bola. Colocamos la bola entre dos papeles de hornear, y la estiramos con ayuda de un rodillo, dejando un grosor de medio cm aproximadamente. Llevamos la masa al congelador durante 15 minutos, mientras que precalentamos el horno a 180 º C

Sacamos la masa del congelador, y la cortamos de la forma deseada.  Con cuidado, colocamos sobre una bandeja forrada con papel de hornear. Introducimos en el horno, y horneamos de 10 a 12 minutos. Dejamos enfriar sobre una rejilla, y procedemos a repetir el proceso con la masa sobrante.

Una vez listas y frías todas las galletas, preparamos el relleno. Con un batidor de varillas, mezclamos los ingredientes, primero a velocidad mínima, y finalmente a velocidad máxima, hasta que la mantequilla se vuelva esponjosa y blanquecina. Rellenamos una mitad de las galletas con la crema de mantequilla  y colocamos la otra mitad encima, presionando ligeramente. Refrigeramos unos minutos o un rato antes de servir.

Sin dudas te vas a convertir en la reina del hogar, todos te van a amar con estas galletas, nadie se va a querer perder la merienda.

Vía:  Pequerecetas

 



,