Hacer un desodorante de ambiente casero


Publicado en: Sin categoría

| 6 julio, 2012 | 1 Comentario


Desodorante casero

Con algunos elementos podremos crear nuestro propio desodorante

 El estado en que se encuentre nuestro hogar, es uno de los reflejos del estado en que nos encontramos nosotros. No me quiero comer el personaje de psicólogo, pero tranquilamente se puede llegar a inferir que un lugar desordenado y con mal aspecto, es la representación de nuestra vida. Bueno, no los quiero aburrir con chamuyo barato. Lo que si quiero, es que su vida siempre esté fresca y reluciente. Y si traspolamos esto al hogar, queda como anillo al dedo decir que hoy les diré cómo hacer un desodorante de ambiente casero.

No solo para tirar luego de una temporada en el baño, o para cuando algún ser indeseable deja su estela a raíz de lo que se imaginan. Para cualquier momento y cualquier ocasión (si, ya sé que parezco el vendedor de un producto de TV, pero sólo quiero promocionar que manualmente se pueden lograr grandes cosas) que quieran sentir un rico aroma les servirá.

Los elementos que necesitaremos son los siguientes:

  • 2 limones partidos en cuartos.
  • 2 ramitas de romero.
  • 1 litro de agua.
  • 1 cucharadita de glicerina.
  • 1 cucharada de alcohol.
  • Aceites esenciales.

 Los pasos para realizar nuestro propio desodorante casero son los siguientes:

  •   Hervir los limones y el romero en agua durante 10 minutos. Mejor si es a fuego suave.
  • Dejar que se enfríe para luego colar. Ayúdense con una cuchara o elemento similar para sacar bien todo el juego. Esto es clave para aprovechar todo.
  •  Agregamos ahora la cucharadita de glicerina y la cucharada de alcohol.
  • Esta mezcla la vertimos sobre un frasco en spray. Es decir, en un recipiente que luego nos permita utilizarlo como desodorante.
  •  Los aceites esenciales son para utilizar con personas engripadas en la casa o para purificar el ambiente de bacterias, sino, no son necesarios.
  •  Si optamos por esta última opción, a la mezcla, agréguenle 15 gotas del aceite esencial que más les guste.
  •  Por último, resta aplicarlo por toda la casa o por los ambientes que prefiera.

NOTA: más allá de la graciosa introducción (o por lo menos traté de que sea así) hacer nuestro propio desodorante casero colabora en cierta medida al ahorro. Ya que, les costará mucho menos su realización que comprar uno de marca en el supermercado. Además, notarán que bien huele.

Hasta la próxima.

 



,